Proceso de Impregnación

La materia prima al llegar a la planta es inspeccionada y seleccionada de acuerdo a los estándares AREMA que hemos adoptado de la organización norteamericana American Railway Engineering and Maintenance – of ways – Association, AREMA, (www.arema.org). Los durmientes que cumplen dichos estándares son sometidos al proceso de impregnación. La madera elegida se coloca en cámaras llamadas autoclave, a alta temperatura (+85°C) y al vacío (-10psi), para extraer el agua que tiene naturalmente y esterilizarla al mismo tiempo.

Luego se le introduce una mezcla de creosota y petróleo a alta temperatura (+85°C) y presión (+200psi), la cual penetra en la madera pasando a ocupar el espacio del agua extraída. La creosota es un aceite fungicida e insecticida que deja a la madera inmune y la protege de organismos xilófagos. El proceso completo puede durar 24 a 36 horas, dependiendo de las condiciones previas de la madera, y está regido por los estándares (Estándares AWPA) de la organización norteamericana American Wood Protection Asociation, AWPA, (www.awpa.com) lo que garantiza la alta calidad de nuestros productos.

Las maderas tratadas son inspeccionadas por nuestros técnicos especializados, quienes extraen muestras que se analizan en el laboratorio para verificar la correcta impregnación. Los durmientes que aprueban los análisis se embalan de acuerdo a estándares internacionales, quedando listos para su comercialización dentro del país o para su exportación. Adicionalmente se cuenta con la auditoría externa permanente de laboratorios de certificación de calidad tales como GCL de EX Fundación Chile (www.gcl.cl) y SGS (www.sgs.cl).

En Chile la Planta de Yumbel de Mardones BPB es la única que puede realizar este proceso.



Mardones BPB